Grupo estadounidense propuso la prohibición total del uso de teléfonos celulares cuando se maneja

Foto: Jupiter

El Consejo Nacional de Seguridad dijo que examinó más de 50 estudios científicos antes de llegar a su propuesta.

Resaltan que los teléfonos que se emplean con manos libres son igual de peligrosos, ya que la mente está concentrada en la conversación, no en el camino.

Los estados deben prohibir a los conductores usar teléfonos celulares, inclusive aquellos que cuentan con dispositivos manos libres que permiten usar ambas manos durante el manejo, y las empresas deberían prohibir a los empleados hablar por el teléfono celular cuando se dirigen al trabajo, dijo el National Safety Council (Consejo Nacional de Seguridad) al lanzar una nueva campaña.

Janet Froetscher, presidenta del grupo, dijo que el uso de teléfonos celulares es tan peligroso como manejar borracho, pues cuadruplica el riesgo de accidentes.

"Cuando nuestros amigos han bebido demasiado les quitamos las llaves del vehículo. Ha llegado el momento de quitarles el teléfono celular" a los conductores, dijo Froetscher en una entrevista.

Froetscher dijo que su organización examinó más de 50 estudios científicos antes de llegar a su propuesta.

Hasta ahora no hay estado alguno que prohíba el uso total de los teléfonos celulares cuando se maneja. Seis estados -California, Connecticut, Nueva Jersey, Nueva York, Utah y Washington-, además del distrito de Columbia, prohíben el uso de teléfonos celulares en la mano cuando se está al volante, de acuerdo con el Instituto de Seguridad en las Carreteras. Además, 17 estados restringen o prohíben el uso de teléfonos celulares para conductores novatos.

Funcionarios del consejo admitieron que la prohibición total demoraría años en aplicarse.

Manos libres no es solución

Un estudio del Centro de Análisis de Riesgos de la Universidad de Harvard calculó que 6 por ciento de los accidentes de vehículos, que equivalen a 2.600 muertes y a 12.000 lesionados graves por año, obedecen al uso del teléfono celular mientras se maneja.

Los teléfonos conectados a manos libres son tan peligrosos como los que se llevan en la mano porque "no se trata de lo que una persona hace con sus manos. El problema es que su mente está concentrada en la conversación, no en el camino", dijo Froetscher.

John Walls, vicepresidente de la CTIA, un grupo de vendedores de teléfonos celulares, dijo que hay muchas instancias en las que es necesario hacer una llamada telefónica mientras se maneja a fin de proteger la seguridad de una persona.

"Creemos que puede usarse un celular de manera sensata y segura para hacer una llamada breve"', dijo Walls.

Froetscher dijo que hay 270 millones de usuarios de teléfonos celulares en E.U. y que 80 por ciento de ellos hablan por teléfono mientras manejan.

WASHINGTON, E.U. (AP)

 

Tomado de: www.eltiempo.com

Publicado: Enero 12 de 2009